¿Sabías que la marihuana ya se fumaba hace 2.500 años? Si eres cliente de nuestra tienda y has comprado por ejemplo semillas de autofloración feminizadas, seguro que sí, que eres consciente de que estamos hablando de uno de los psicoactivos más populares del mundo. Si no, sigue leyendo.

 El cannabis, uno de los psicoactivos más populares del mundo

Muchos historiadores sostienen que, para encontrar a las primeras personas que consumieron cannabis, nos tenemos que trasladar a las antiguas estepas de Asia Central. La única evidencia se encuentra en un pasaje escrito por el griego Heródoto a finales del último milenio a.C. De todos modos, esa hipótesis nunca ha sido demostrada al 100%. La cuestión es que ahora un grupo internacional de investigadores ha descubierto una de las primeras pruebas arqueológicas del consumo de marihuana. En concreto, hace 2.500 años en un funeral en China.

Estos científicos han encontrado restos de cannabis conservados en quemadores de incienso funerarios de 2.500 años de antigüedad en el cementerio de Jirzankal, en el este de China. Según han publicado en la revista Science Advances, se seleccionaban las plantas con niveles más altos de agentes psicoactivos y se fumaban en el curso de los rituales mortuorios. Se especula con la idea de que era una forma de comunicarse con los muertos o de ahondar en su lado más espiritual.

En total, se exhumaron diez braseros de madera que contenían piedras con huellas de quemaduras. Gracias a un puntero método de cromatografía se pudo comprobar que la firma química de los compuestos de los quemadores coincidía con la del cannabis. Además, indicaba un nivel más alto de THC que el que habitualmente se encuentra en las plantas de cannabis silvestre.

Un cultivo con historia 

El cannabis se ha cultivado en el este de Asia por sus semillas aceitosas y su fibra como mínimo desde el año 4.000 aC. Sin embargo, esas variedades tempranas tenían niveles bajos de tetrahidrocannabinol (THC), el agente psicoactivo más potente de la planta, y de demás compuestos cannabinoides con propiedades psicoactivas. Las variedades de los quemadores encontrados en China eran mucho más fuertes. 

Mientras que el cannabis moderno de Power Cogollo se usa principalmente como una droga recreativa o en el terreno médico, en el pasado parece que lo empleaban en rituales funerarios para comunicarse con el mundo divino o con parientes fallecidos.